domingo, 26 de enero de 2014

LA BIBLIA. LIBRO DE JOSUÉ Y JUECES. CUARTA PARTE.


LA BIBLIA. LIBRO DE JOSUÉ Y JUECES. CUARTA PARTE


  FICHA:

  Editorial:     Alfredo Ortells
  Año:            1988
  Formato:     Tapa Dura, Piel
  Páginas:      1451
  Precio:        255 euros



     Libro de Josué

   Nos encontramos ante el primero de los libros llamados históricos del Antiguo Testamento. Se empezó a escribir alrededor del 550 a.C.
  Podríamos decir que este libro está relacionado con los cinco anteriores que forman el Pentateuco, puesto que en los anteriores se encuentran la promesa de Yahvé que se cumplirá en este libro: la llegada a la Tierra Prometida.

  Josué es el sucesor de Moisés que como recordamos falleció a las puertas de Canaán, al menos Yahvé le permitió ver la tierra destinada a ser del pueblo de Israel. Una vez que los israelitas llegan a Canaán tendrán que enfrentarse a los pueblos que viven en ella. Quizá el momento narrado más conocido de este libro es la toma de Jericó. Esta es una de las ciudades más antiguas de la zona (existe desde hace aproximadamente unos 10.000 años) por lo que podemos suponer la importancia que tenía en el momento en el que se produce la toma.
  A Jericó llegan noticias de que los israelitas has cruzado el mar Rojo por lo que el miedo se expande por toda la ciudad. Antes de la llegada de los israelitas a Jericó se produce otro milagro del estilo del de el mar Rojo ya que ante la imposibilidad de cruzar el rio Jordán, Yahvé hace desaparecer las aguas para que su pueblo logre cruzarlo.
  Las instrucciones que le da Yahvé a Josué para la toma de Jericó son claras:

  "Dad la vuelta a la ciudad una vez al día por espacio de seis días y al séptimo que los sacerdotes con sus trompetas y el pueblo den siete vueltas. A continuación el pueblo gritará y caerán las murallas"

   Una vez que se realiza la proeza (porque de eso se trata teniendo en cuenta lo imponente de las murallas de Jericó) el pueblo de Israel pasa a cuchillos a:

  "hombres, mujeres, niños y viejos; matando hasta los bueyes y las ovejas y los asnos"

  Como podemos comprobar nada ha cambiado respecto a los anteriores libros: la crueldad sigue estando vigente y cualquiera que se enfrenta al Pueblo Elegido acaba pasado a cuchillo sin tener en cuenta sexo o edad.
  En la toma de Jericó hay una traición al pacto de Israel con Yahvé: Acán se queda con parte del botín (que debería ser integro para Dios) de manera que Yahvé les retira el apoyo y los israelitas comienzan a perder batallas. Ante esto deciden castigar a Acán al que condenan a muerte (muere quemado), restableciéndose el pacto para que de nuevo lleguen las victorias como la de Hai (de nuevo allí matan a 12.000 enemigos).

  De estos capítulos lo que llama la atención es la explicación que se les da a las derrotas. lógicamente a los israelitas no les entraba en la cabeza que después de la larga marcha desde Egipto con todas las penurias sufridas y con el premio a tan gran esfuerzo a la vista no pudieran conseguir su objetivo. De manera que si se producían derrotas era debido a algo que se había hecho mal y por supuesto ese "algo" era romper el pacto con Yahvé.
  Debemos tener en cuenta que este libros se escribió al menos 500 años después de que sucedieran los hechos descritos por lo que es lógico que quien o quienes lo escribieron intentaran justificar las derrotas y victorias desde un punto de vista religioso.
  Os dejo un mapa con las ciudades nombradas a lo largo del libro de Josué.



Ver mapa más grande

  Finalmente Josué conquista todos los territorios de Canaán y procede al reparto de las tierras entre las tribus de Israel. Su labor se da por concluida y por tanto puede morir tranquilo.


                                                  LIBRO DE LOS JUECES

   La tradición atribuye el libro a Samuel, el último de los jueces de Israel. El periodo que ocupa este libro es el que va desde la muerte de Josué hasta la monarquía.

  Hay un esquema repetitivo: el pueblo de Israel se ve amenazado por un pueblo invasor por culpa de sus pecados contra Dios; un líder los salva (juez) pero éste con el paso del tiempo vuelve a caer en el pecado junto a su pueblo y de nuevo aparece una amenaza exterior iniciándose de nuevo el ciclo.
  Por supuesto que las distintas tribus de Israel no estaban cohesionadas bajo el mandato de un único jefe de manera que era fácil para ellas caer en manos enemigas y en el pecado (al no tener un sacerdote único que las mantuviera siguiendo los preceptos de Yahvé).
  Un ejemplo lo tenemos tras la muerte de Josué: al no tener un líder sólido los israelitas comienzan a servir a ídolos extranjeros por lo que Yahvé enfadado los entrega a un rey mesopotamio (Cusán Rasataim). De esta esclavitud los salvará su primer juez -Otoniel-. El proceso continúa y así por ejemplo los israelitas acaban por estar 40 años bajo el yugo filisteo. Y en este momento aparece la figura más conocida de este libro: Sansón.
  La historia de este juez (sí, Sansón era un juez de Israel) es muy conocida de manera que no nos extenderemos en explicarla; solo indicar que tras matar a miles de filisteos se enamora de Dalila que le sonsaca el secreto de su fuerza y lo entrega a los filisteos. Finalmente Sansón destruye el palacio donde se realizaba una gran fiesta filistea en la que perecen todos.

  Como podemos ver de nuevo muertes y más muertes aunque quizá los más brutal del libro es la historia que nos narra la entrada de un levita en la ciudad de Guibeá con su mujer. Se hospedan en la vivienda de un anciano pero muchos vecinos llaman a la puerta porque ¡quieren violar al levita! Vaya sorpresa que se lleva uno cuando lee esta parte, pero ahí no queda la cosa el anciano les ofreces a cambio de que no violen al levita a ¡su hija y a la esposa del levita!
  Si alguien dudaba que por aquellos tiempos la sociedad era machista creo que éstas se disiparán al leer el pasaje. De todas formas este capítulo viene como anillo al dedo para recordar que incluso hoy en día las violaciones a mujeres en muchas ocasiones se ven con buenos ojos o incluso se acusa a las victimas de ser las provocadoras del hecho. Ejemplos tenemos varios como el del juez italiano o el de las mujeres de la India.
  Pero lo brutal de la escena no acaba ahí. Su esposa muere tras ser violada salvajemente por varios hombres. Ante esto el levita clama venganza y no se le ocurre nada mejor que descuartizar a su esposa en 12 trozos y enviarle uno a cada una de las tribus de Israel para que vean los que han hecho con una israelita los ciudadanos de Guibeá. Lo que sucede a continuación os lo podéis imaginar...

  Os dejo el mapa de las ciudades tratada en este libro:


Ver mapa más grande


  En la próxima reseña llegaremos a la historia de dos de los reyes más conocidos de Israel, David y Salomón ¿qué sorpresas nos depararán?