lunes, 15 de septiembre de 2014

ALMAS GRISES de Philippe Claudel

  Almas Grises

  Novela publicada en 2003 y ganadora del premio Renaudot. Philippe Claudel nos describe los secretos más íntimos del ser humano en el contexto de la barbarie de la I Guerra Mundial.

  Personajes:  Belle de Jour (niña), narrador (policía), Clemence (esposa del narrador), Destinat (el fiscal), Lysia (la maestra), Mierck (el juez), el coronel Matziev.


  FICHA:

  Editorial:   Salamandra
  Formato:   Tapa Blanda
  Año:          2005
  Páginas:     224
  Precio:       15,50 euros
 Traductor:  José Antonio Soriano Marco

  De Philippe Claudel hace unos años que se habla bien, muy bien, quizá no tanto como de Pierre Michon pero ciertamente su calidad literaria está a la misma altura. Nada había leído de él a pesar de que son varias las novelas premiadas que ha escrito como por ejemplo ésta que reseñamos hoy. En un primer momento me decidí por leer esta novela por el argumento: un asesinato que se produce en plena I Guerra Mundial en Francia. Interesante. Pero comienzas a leer, a leer y a leer y te das cuenta inmediatamente que estás ante una novela fuera de lo común no solo por lo que narra, sino por como lo narra Claudel.

  El asesinato de la Belle de Jour es ciertamente un pretexto que utiliza el autor para ahondar en los sentimientos de la población francesa en la que ocurren los hechos. A partir de este asesinato Claudel nos describe el microcosmos que es ese pueblo perdido en medio de una Francia que es escenario de una cruenta guerra. De esta manera pasan por la novela multitud de personajes anónimos que nos muestran el horror de la misma: los primeros heridos y mutilados de guerra que llegan al pueblo son considerados héroes por la población pero este fenómeno deja de sacudir a la sociedad en el momento en el que lo extraordinario se convierte en cotidiano. Esta sociedad trata ahora con desdén a esos heridos y mutilados que sufren en sus carnes el horror de la guerra para salvaguardar a una sociedad civil desagradecida.
  Como no podía ser de otra manera en este conflicto bélico existen también los desertores y Claudel los introduce magistralmente en su obra aunque su protagonismo sea también mínimo: en este caso son dos los desertores que son capturados por la policía francesa. Como la Justicia necesita "unos cabezas de turco" para aclarar la muerte de la chica, imaginen quienes serán éstos...
  La I Guerra Mundial en definitiva es el tema transversal de la novela, parece que  está, pero no o viceversa consiguiéndolo Claudel con enorme maestría.

  En cuanto al argumento y sin profundizar en demasía tenemos un asesinato de una niña, un fiscal que apenas investiga y sobre el que recaen las sospechas del lector, un juez que en un principio parece que quiere joder a cualquier precio al fiscal, un militar que quiere tener a toda costa a unos culpables sean o no inocentes; una suicida... Y lo inexplicable, todo este horror descrito con tal sencillez de palabras y estilo que parece que lo que realmente nos está describiendo Claudel es una ensoñación mas que una historia que pudiera ser real. Esto es lo que hace que esta novela sea absolutamente genial.
  Y por último el autor nos regala un final escalofriante... es sin duda una novela magnífica que nunca dejaré de recomendar.
  LÉANLA.