miércoles, 18 de marzo de 2015

MUERTE SÚBITA de Álvaro Enrigue


  MUERTE SÚBITA

  Novela escrita por Álvaro Enrigue que obtuvo el premio Herralde en 2013. Nos muestra un magnífico retrato de la Europa de la Contrarreforma a través de un partido de tenis que enfrenta a dos genios del arte barroco: el pintor italiano Caravaggio y el escritor español Quevedo.

  Personajes: Caravaggio, Quevedo, Ana Bolena, Francisco I, Carlos V, Galileo, Hernán Cortés...



    FICHA:

  Editorial:    Anagrama
  Formato:     Tapa Blanda
  Año:             2013
  Páginas:      264
  Precio:        17,90 euros

  Me gusta mucho la forma de escribir de Enrigue del que hasta este momento nunca había leído algo. En la narración encontramos varias partes, de manera que en unas nos nos describe el "duelo" entre Caravaggio -al que al principio de la novela denomina "el artista"- y Quevedo -cuyo padrino es su amigo Girón, duque de Feria y Grande de España- ; en otra nos relata primero la decapitación de Ana Bolena por parte de Jean Rombaud -el verdugo- quien se queda con su pelo para con él hacer pellas de tenis que venderá al rey francés; en una tercera nos describe la muerte del emperador azteca Cuauhtémoc y así sucesivamente alternando en los capítulos las distintas temáticas lo que hace que la lectura sea rápida y entretenida.

 Llama la atención  el enorme esfuerzo que debió suponer a Álvaro Enrigue documentarse sobre la abundante obra de Caravaggio para después hilvanarla con la historia de otros personajes como Hernán Cortés, Malinche, Moctezuma, Diego Huanitzin (en América todos ellos) más Ana Bolena, Jean Rombaud, Francisco I, Carlos I (V de Alemania), Sixto V, Quevedo, Duque de Feria, Galileo... y aliñarla con esos numerosos apuntes que realiza sobre la historia del tenis a lo largo de la novela.

Lo importante  no es que nos describa ese hipotético partido de tenis que enfrentó a modo de duelo a Caravaggio y a Quevedo sino que éste sirve para hacer como si de un puzzle se tratara (muy de moda está eso en la literatura actual) un fresco de uno de los periodos más convulsos de la historia: la Europa de la Contrarreforma.

  Lo que menos acertado de la novela ha sido el hincapié que hace en la obra Enrigue en mostrarnos a un Caravaggio bisexual (mantiene relaciones con uno de sus mecenas y casi la mantiene con Quevedo por petición de éste último lo que provocará el duelo que se producirá al día siguiente) porque si ciertamente en el caso de  Caravaggio hay estudios que confirman la posibilidad de que su condición sexual fuese la que afirma el autor, en el caso de Quevedo no hay ninguna constancia -más bien todo lo contrario- por lo que parece una pirueta literaria que resta verosimilitud y rigor a una novela magníficamente trabajada.

  Os dejo las pinturas de Caravaggio que son descritas en la novela. Simplemente geniales:


Muerte de San Mateo
Baco Enfermo














David con la cabeza de Goliat
 Salomé con la cabeza de San Juan Bautista













                                                                          


Los Músicos
Judit cortando la cabeza de Holofernes










                                                                                                                        

La vocación de San Mateo
 San Mateo y el Ángel 












                                                                                                               

La canasta de frutas