sábado, 19 de octubre de 2013

JANE EYRE de Charlotte Bronte

  JANE EYRE

  Esta novela escrita por la autora inglesa Charlotte Bronte fue publicada en 1847 obteniendo un éxito inmediato. Tiene algunos capítulos con tintes autobiográficos y es considerada una de las obras cumbres de la literatura romántica.

  Personajes: Jane Eyre, Mrs.Reed Miss Temple, Helen Burns, Mrs.Fairfax, Mr.Rochester, Mary, Diana, St. John.

  FICHA:

  Editorial:    Alba
  Formato:    Tapa Dura
  Año:           1999
  Páginas:     696
  Precio:        32 euros 

  Tenía una duda sobre el tipo de literatura que hacían Charlotte Bronte (y hermanas) y si se diferenciaban en algo de la de Jane Austen y es que como sabemos a este grupo de escritoras se las catalogado de escritoras románticas no en el estricto sentido que tiene el término en literatura como movimiento, sino como una literatura algo "empalagosa" que trata mucho más sobre el amor desde el punto de vista de la mujer del siglo XIX que de otras facetas de la vida.
  Pues bien tras la lectura de Jane Eyre y Los Watson de Jane Austen he tenido claro las impresionantes diferencias que hay entre ambas escritoras y eso teniendo en cuenta que la novelita que he leído de Austen no es precisamente una de las principales que salieron de su pluma.
  Jane Eyre me ha decepcionado y mucho. Es de esas novelas que tiene renombre y no acabas de explicarte el motivo ¿quizá  la muerte de las hermanas Bronte en circustancias parecidas siendo todas muy jovenes sirvió para engrandecer aún más su obra? Otra explicación no le doy.

  La novela parece una montaña rusa por la cantidad de altibajos que contiene. Momentos que te hacen pensar que la novela tiene el prestigio merecido los hay. Sobre todo los primeros capítulos donde C.Bronte nos narra la infancia y adolescencia de Jane. Recuerdan en muchos momentos a Charles Dickens puesto que nos encontramos con una niña huérfana cuya tía y primos no la quieren en absoluto y que se hacen cargo de ella porque fue la última voluntad de su tío. La vida que lleva Jane en la casa es desgraciada, deprimente. Acosada por su primo que la maltrata físicamente cuando le apetece mientras, que su tía la maltrata psicológicamente y todo con la aquiescencia de las criadas que tampoco la ayudan en nada.
  Como no podía ser de otra forma Jane acaba siendo internada en un orfanato que a la familia no le cuesta prácticamente nada (a pesar de ser una familia adinerada). Ahora Jane vivirá de una manera totalmente distinta. Si en casa de su tía tenía deficiencias afectivas al menos comía regularmente bien, vestía con cierto gusto y no pasaba por apuros; en el orfanato se sentirá querida por su amiga Helen y por la directora del centro, la señorita Temple, pero claro la alimentación es precaria igual que todo lo material.

  Esta parte posiblemente sea la mejor de la novela porque Charlotte se basa en sus propias vivencias. En 1821 muere su madre cuando solo tenía Charlotte cinco años y en 1824 es ingresada junto a sus hermanas en un colegio donde contraen la tuberculosis que con el paso de los años provocará sus muertes. La vida que tuvieron en ese colegio le servirá de inspiración para esta parte y posiblemente la muerte de la amiga de Jane Eyre, Helen Burns, esté basada en la de una de sus hermanas Mary o Elizabeth que murieron en 1825 (un año después de ingresar en el colegio) por culpa de la tuberculosis.

  Y hasta aquí lo mejor de la novela el resto podría haberlo escrito perfectamente nuestra querida Corín Tellado. Que si te quiero pero no lo muestro, que si te doy celos con otra para ver si espabilas. Mr. Rochester que era feo con avaricia pero aún así se enamora perdidamente de él Jane (quizá porque al único hombre que había conocido hasta el momento era al administrador del orfanato) pero que tiene dinero a espuertas y ha conseguido a la mujer que ha pretendido (vamos una suerte de Paquirrín de nuestros días) pero que acaba enamorándose también de Eyre (aquí no se cumple la ley de que los polos opuestos se atraen porque Jane por la descripción que nos hace Bronte no era fea, era lo siguiente).
  La trama de estos amoríos no os la cuento, mejor que os aburráis leyéndola vosotros o que directamente os la saltéis.
  El final de la novela mejora de nuevo -tampoco era difícil porque a peor no podría llegar- y es que Mr. Rochester y Jane se reencuentran un año después y ¡vaya como ha cambiado Rochester! Tuerto de un ojo, la vista del otro casi perdida, le han amputado una mano, ha perdido su mansión en un incendio... vamos un auténtico desgraciado de la vida... hasta que aparece Jane Eyre y ya podéis imaginar como termina la historia. He de reconocer que a pesar de la impresión que da esta última parte no es de un estilo "rosa" como la anterior. Los sentimientos que nos muestra Bronte por parte de Rochester y Eyre si parecen naturales, reales y humanos al contrario de lo que ocurría con anterioridad.

  Del resto de personajes sobresale el sacerdote St.John. Vaya personaje crea Charlotte, seco, serio, antipático, dominante... No hay por donde cogerlo, bueno si, por el cuello pero el señor vivía entre mujeres y era el amo y señor teniendo en cuenta que está ambientada la novela en pleno s.XIX porque este vive hoy en día y sería acusado de maltrato psicológico sobre Jane y de querer anularle la personalidad (cosa que casi consigue) vamos que se le cursaría una orden de alejamiento en toda regla. Y eso que el muchacho lo hacía para la mayor gloria de Dios... Eso si, en contraposición a Rochester este era todo un Adonis, una escultura griega clásica pero cuya personalidad es totalmente opuesto al primero.

  En resumen mejor lean otra novela porque de esta solo merecen la penas los primeros capítulos, o si lo prefieren vean alguna de las películas o series que a continuación les indicamos:


Alma rebelde es el nombre que se le dio en España a este film dirigido por Robert Stevenson en 1943 y protagonizado por Orson Welles y Joan Fontaine. Aún hoy está considerada la mejor película de las que se han basado en esta novela de Charlotte Bronte.






  En 2006 la BBC produjo esta miniserie de 4 capítulos dirigida por Susanna White y protagonizada por Ruth Wilson y Toby Stephens. Ganadora de 3 premios Emmy (entre ellos al mejor director).








  Por último tenemos esta versión de 2011, dirigida por Cary Fukunaga y protagonizada por Mia Wasikowska y Michael Fassbender. Nominada al Oscar por mejor vestuario.