lunes, 22 de febrero de 2016

ENRIQUE VI (2ª PARTE) de William Shakespeare




  La verdad es que la segunda parte de Enrique VI me decepcionó bastante, cierto es que me habían avisado que esta obra no es una de las mejores de Shakespeare pero uno siempre espera algo más del que dicen ser el mejor dramaturgo de la historia.

  En cuanto al argumento destacar lo siguiente: Gloucester ha caído en desgracia por culpa de la duquesa -su esposa- que hizo una sesión de espiritismo.
  Por otro lado se inician las conspiraciones de  los York  contra los Lancaster: la "Guerra de las Dos Rosas" está cerca.
  Asistimos al levantamiento de Jack Cade. Las causas de esta revuelta fue el aumento de impuestos por parte del Estado y los nobles ingleses por los gastos ocasionados por la Guerra de los Cien Años. Estos impuestos, por supuesto recayeron en el campesinado por lo que dirigidos por Cade se levantan y toman Londres. Los propios londinenses los apoyan pero ante la violencia ejercida por los partidarios de Cade, se revolvieron y los apresaron acabando de esta manera la revuelta.
  Otro momento histórico importante que nos describe a través de sus personajes Shakespeare es la batalla de Saint Albans que marca el inicio de la Guerra de las Dos Rosas. La batalla se produce el 22 de mayo de 1455 y aunque hay pocas bajas (poco más de 300) tuvo una importancia estratégica impresionante puesto que los York y el conde de Warwick derrotaron al duque de Somerset (quien murió) y apresaron al rey Enrique VI. Ricardo de York obligó al rey Enrique a que lo nombrara Lord Protector del Reino de Inglaterra.
  El problema que encuentro en la lectura es que te acabas liando con tantos personajes que aparecen de la nada y en de los que el lector desconoce prácticamente todo, por eso es imprescindible tener un libro de historia para entender muchos momentos descritos.
  Además hay muchos saltos en el tiempo que hacen incompresible parte de la obra, incluso con la batalla de St.Albans tuve problemas cronológicos para ubicarla en el transcurso de la lectura.

  Ahora toca la tercera parte con el desarrollo de la Guerra de las Dos Rosas, no le queda "ná" al pobre de Enrique VI...